LA CONEXION PERFECTA

$462,00

Hasta 12 cuotas
Entregas para el CP:

Medios de envío

Hace algunos años que Dios está rompiendo los viejos paradigmas en los cuales crecimos: un ministro es alguien que tiene un llamamiento mayor a todos los demás, que pertenece a otra categoría. La fe y el trabajo nunca convergen realmente. La verdad es que la fe y el trabajo están íntimamente relacionados. Todo está consagrado a Dios. Pablo dice: "En conclusión, ya sean que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios" (1 Corintios 10:31). Su llamamiento más alto no es ser un ministro sino convertirse en todo lo que Dios lo llamó a ser, es decir, una persona que glorifique a Dios en todo lo que hace.

Envíos a TODO el país